Entrevista: Joan S. Luna (Mondo Sonoro)

 

Nació como un fanzine fotocopiado de apenas 16 páginas y ha evolucionado hasta convertirse en una de las cabeceras musicales de referencia de nuestro país. Mondo Sonoro cumple 20 años de vida y lo celebra, cómo no, con música. A tres días del concierto multitudinario en Razzmatazz, que reunirá a Sidonie, Love of Lesbian, Standstill y Dorian, hablamos con Joan S. Luna -redactor jefe de la revista- para que nos cuente cómo han sido estas dos décadas de duro trabajo, cómo ve el panorama del periodismo musical actual y se confiese sin tapujos como un “músico frustrado”.

La primera pregunta es obligada, ¿cómo surge la idea de crear Mondo Sonoro?

Nace de la evolución de un fanzine que publicábamos algunos de los que hacemos ahora Mondo Sonoro, allá por el año 92-93: el BUM (Boletín Universitario Musical). Y surge porque, al salir a ciudades como Londres, nos damos cuenta de que existen una especie de revistas gratuitas, de agendas, en las que hay artículos de opinión, de música… Por la misma época, también aparece en Barcelona una publicación de características similares, Ve a Barna, que dedicaba bastante espacio a la música. Entonces pensamos: “si hay gente que lo hace aquí, ¿por qué crear algo similar pero dedicado en exclusiva a la música que nos gusta?”

El objetivo desde un principio fue que la publicación fuera gratuita, porque queríamos que la música de la que hablábamos llegara a la mayor cantidad posible de gente. Otro elemento clave fue el lenguaje. Las revistas de quiosco, de pago, siempre han tenido un tono más serio que el que acostumbrábamos en el mundillo de los fanzines. Desde el primer momento, quisimos mantener el tono que teníamos como aficionados a la música, para intentar ser más didácticos y cercanos.

En 20 años ha cambiado mucho la forma de consumir música -se ha pasado del vinilo al casette y del CD al streaming-, y también el modo de consumir información musical -del papel al 2.0, a las webs musicales y a los blogs-. ¿Cómo lo habéis vivido vosotros?

Llevamos 20 años con la revista y 12-13 con la web. Eso significa que fuimos de las primeras revistas musicales con plataforma online. Y lo fuimos porque nos dimos cuenta de que era necesario, desde el momento en que empezamos a buscar información en Internet y a seguir publicaciones. Frente al resto de revistas, teníamos la ventaja de que, al ser gratuitos, la web no suponía hacernos competencia a nosotros mismos. Una revista de pago que está vendiendo un ejemplar en papel no puede ofrecer el mismo contenido en su versión online.

¿Qué es lo que ha cambiado para nosotros entonces en los últimos años? Pues que antes las redes sociales no eran tan importantes y ahora tenemos que tener una presencia constante en Twitter, en Facebook y en Google +. Además, antes éramos una revista más de punto de vista, de crítica, de entrevista, pero ahora también es muy importante la inmediatez, e informar casi al minuto de todo lo que pasa.

Hace unas semanas, Hablatumúsica echaba el cierre y otro medio, El Ukelele, pedía ayuda a sus lectores para financiar un festival. ¿Es tan difícil vivir de la información musical?

Francamente es muy, muy difícil. A nosotros nos ha sido posible vivir de esto porque, primero, llevamos mucho tiempo. Quizás aparecer ahora con un proyecto como Mondo Sonoro sería mucho más complicado en la actualidad, ya que se está mucho menos acostumbrado a poner publicidad en papel, como llevamos haciendo nosotros desde el principio.

Nos sentimos muy afortunados, porque estamos viviendo de lo que es un hobby. Un hobby que cada vez nos hemos tomado más enserio. Pero lo cierto es que es muy complicado, sobre todo para las webs, ya que es difícil mantener un proyecto de publicidad en Internet si no eres un medio masivo.

¿Qué te parece que en la actualidad haya tantos sites dedicados a la música?

Supongo que habrá medios que verán peor el tema de la gran cantidad de blogs y web musicales que hay. Nosotros con eso siempre hemos sido bastante positivos. Cuanta más gente haya hablando de música y nuevos grupos, mejor, porque llegarán a más gente, mejor funcionarán los conciertos y más aguantarán los promotores.

Además, como en toda selección natural, los que lo hagan mejor, aguantarán más tiempo; y los que se lo tomen de cualquier manera, dejarán de tener interés para la gente.

He leído por ahí que los críticos musicales suelen ser músicos frustrados. ¿Qué opinión te merece esta afirmación?

No sé en tu caso o en el caso de otras personas que escriban. En el mío, ya te digo que es así. He hecho algunas canciones electrónicas, aunque tampoco es que valgan demasiado. Me encantaría firmar alguno de esos discos que me han emocionado o que me parecen grandiosos.

Eso sí, yo creo que existe una diferencia entre ser un músico frustrado y ser una estrella del rock frustrada. Hay periodistas que intentan ser estrellas mediáticas, que se preocupan más por ganarse un respeto que por tomarse muy en serio a ellos mismos. Si eres un músico frustrado, sé un músico frustrado porque la música te importa mucho. Si lo que eres es una estrella del rock frustrada, es que eres más un figurante que otra cosa.

¿Qué consejo podéis dar a estos jóvenes medios, como el nuestro, que ven en Mondos Sonoro el modelo a seguir?

Lo del consejo es difícil. Creo que es fundamental es esforzarse mucho. Aunque suene típico. Nosotros, después de todos estos años, seguimos echando muchas horas en la revista. Somos una empresa pequeña, cualquier medio dedicado a la música en España es pequeño. Hay que creer mucho en aquello que haces y esforzarte para sacarlo adelante. Con todo lo relacionado con la música es así.

Lo que sí recomiendo siempre a la gente que empieza a colaborar con nosotros, es que intenten no fijarse demasiado en lo que los demás medios dicen sobre un determinado disco. La música es algo muy subjetivo. Lo más importante es intentar transmitir lo que te despierta un álbum, no demostrar todo el background que tienes o cuántos subestilos conoces. Tu capacidad para convencer o transmitir con palabras ese algo que hay en un disco y por lo que vale la pena escucharlo.

He leído por ahí que los críticos musicales suelen ser músicos frustrados. ¿Qué puedes decirnos a esto?

No sé en tu caso o en el de otras personas que escriban. En el mío, ya te digo que es así, me reconozco como músico frustrado. He hecho algunas canciones electrónicas, aunque tampoco es que valgan demasiado. Me encantaría firmar alguno de esos discos que me han emocionado o que me parecen grandiosos.

Eso sí, yo creo que existe una diferencia entre ser un músico frustrado y ser una estrella del rock frustrada. Hay periodistas que intentan ser estrellas mediáticas, que se preocupan más por ganarse un respeto que por tomarse muy en serio a ellos mismos. Si eres un músico frustrado, sé un músico frustrado porque la música te importa mucho. Si lo que eres es una estrella del rock frustrada, es que eres más un figurante.

Volviendo a la revista, ¿recuerdas quién protagonizó la primera portada de Mondo Sonoro?

Hace nada recuperamos el número 1, voy a ver si la encuentro [busca en la redacción sin éxito]. No la localizo, pero sí que recuerdo que la portada estuvo protagonizada por los Red Hot Chili Pepers, en su primera visita a España, cuando tocaron en Las Ventas.

Lo curioso de este número no es tanto la portada, sino el hecho de que buena parte de las críticas que aparecen son de discos de artistas que aún siguen trabajando. Había una crítica de Eliminator Jr, el grupo en el que estaba Nacho Vegas; de un disco de Dinosaur Jr., que acaban de lanzar álbum hace nada… Es complicado aguantar dos décadas, pero hay mucha gente que tiene una trayectoria de muchos años, que se han esforzado y que, con mucho trabajo, siguen ahí.

Supongo que a nivel general, será muy complicado hacer memoria y elegir una entrevista entre todas las que habéis publicado pero, a nivel personal, ¿con cuál te quedas?

A nivel personal, las entrevistas en las que lo he pasado mejor han sido con artistas con los que he podido conversar más de tú a tú: la primera que hice con James Murphy de LCD Sound System o la primera que hice con Jónsi de Sigur Ros. Por aquel entonces, eran artistas que me gustaban mucho, pero no eran super estrellas, y las conversaciones eran más normales.

Con las estrellas es diferente, porque son artistas que llevan muchos años haciendo entrevistas y responden de forma más automática. Ahora bien, he hecho entrevistas a algunas leyendas del pop y el rock que han sido muy especiales, como la de Robert Smith  (The Cure) hace muchos años y lo fue por varios factores. Por un lado, era entrevistar a un músico al que respetas mucho y del que has sido fan en cierto momento y, por otro, fue una charla muy cercana.

¿Y una entrevista en la que el artista te haya decepcionado?

Pues mira, las ha habido que han sido un desastre. Como, por ejemplo, la entrevista por teléfono a J. Mascis de Dinosaur Jr. Fue uno de los momentos más críticos de mi vida, porque es una persona a la que cuesta mucho sacarle las palabras. Pero esas entrevistas se olvidan rápido.

Mondosonoro siempre se ha caracterizado por apostar por nuevos artistas. Muchos de ellos han acabado teniendo éxito y convirtiéndose en grandes de la escena. En alguna entrevista has mencionado a Standstill, ¿es de ellos de quienes os sentís más orgullosos en el sentido de decir “nosotros estuvimos ahí desde el principio”?

Es complicado porque, como te decía al principio, en Mondo Sonoro tocamos muchos palos. En la redacción hay gente muy fan de determinados grupos que no tienen nada que ver con los que escucha el de al lado. Pero supongo que lo de Standstill salió porque, en mi caso concreto, es la banda nacional de la que más he hablado y durante más años.

Es uno de esos grupos que han evolucionado en paralelo a mí. Cuando publicaron sus primeros trabajos, estaban más metidos en el screamo en el hardcore y yo conectaba mucho con estos géneros y con lo que han hecho luego. De las bandas que forman el cartel de nuestro 20 aniversario, quizás es la que me ha marcado más como fan de la música. Aunque al resto de grupos les he respetado siempre, porque ninguno de ellos es una banda que se haya hecho conocida de la noche a la mañana.

El día 10 de octubre celebráis en Razzmatazz vuestro aniversario con un minifestival en el que estarán los ya mencionados Standstill, Sidonie, Love of Lesbian y Dorian. Como comentabas, Mondo Sonoro es una revista variada en estilos musicales, entonces ¿por qué os habéis centrado en escoger a estas bandas “indies”?

No es tanto que nos hayamos centrado en el “indie”, sino en el hecho de que son bandas que hemos visto crecer. Grupos con los que existe mucha relación. De hecho, miembros de dos de esas bandas, en un momento dado, vinieron a la redacción de Mondo Sonoro a entregar en mano su maqueta. Los hemos elegido porque han sido grupos que han crecido en paralelo a nosotros y, porque en este caso concreto, queríamos hacer una celebración que estuviera relacionada con el nacimiento de la revista en Barcelona. (Todas las bandas son de origen catalán)

Además de esto, son grupos que se conocen mucho entre ellos y que han tocado juntos muchas veces. Eso nos va a permitir que en un momento determinado, por ejemplo, se animen a hacer algo juntos sobre el escenario.

También se están preparando cosas en otras ciudades: el Sound Isidro, por ejemplo, tiene etiqueta Mondo y en diciembre, La Bien Querida interpretará el romancero al completo en otro sitio… La variedad estilística la dejamos para las Fiestas Demoscópicas de febrero, en las que, como siempre, sí que se mezclan grupos de todo tipo.

¿Cómo ves a Mondo Sonoro a medio largo plazo? ¿Alguna sorpresa a nivel diseño de la edición impresa?, porque la web la cambiasteis no hace mucho…

De momento, con la impresa no nos hemos planteado nada de hacer nuevo. Estamos muy pendientes de la fiesta del día 10 y luego prepararemos los dos especiales de “Los mejores del año” en diciembre y en enero. Sin embargo, en web sí que estamos trabajando. Espero que no tardemos mucho y pronto se puedan ver cambios  sustanciales a nivel de diseño, funcionamiento interno, etc.

¿Y organizar algún festival anual como hace Pitchfork?

No, ¡ya molaría! Pero como te decía antes, somos poca gente. Ya nos es difícil organizar las Demoscópicas llevando también la web y la revista en papel… Además, somos un medio musical y buena parte de los anunciantes, gracias a los cuales salimos a la calle cada mes, son festivales y promotoras de conciertos. No vamos a ser tampoco quienes les hagan competencia.

Lee la entrevista en novemagazine.