Crónica: Unknown Mortal Orchestra

El de Unknown Mortal Orchestra es uno de esos nombres que injustamente pasa desapercibido en los carteles de todos los festivales. Uno de esos que se pierde entre la marabunta de bandas que tan mal suele tratar la zona media de la tabla; aquella en la que el tamaño de la tipo se reduce considerablemente, como quitándoles importancia. Pero Unknown Mortal Orchestra son grandes, muy grandes. El proyecto, surgido de las cenizas de The Mint Chicks, ha sabido crear un cóctel “raruno”, en el mejor sentido de la palabra, que combina con acierto la psicodelia con el pop lo-fi, el funk e incluso el jazz-rock, convirtiéndose en una de las propuestas más interesantes de la escena musical internacional.

Casi exactamente dos años después de visitar por primera vez la capital, la banda volvía a Madrid el pasado jueves para presentar en directo su Multi-Love en la Sala Penélope. Una sala que no consiguió colgar el cartel de “No hay entradas” -el precio de los tickets quizás jugó un papel importante en esto (¡Gracias IVA cultural!)- pero en la que parecía no caber un alfiler.

Lee la crónica al completo en novemagazine