CanelaParty: ¡Voy canela, voy chapó! (para Diario SUR)

Foto de portada: Javier Rosa // Foto interior: Canela Party

El próximo sábado que no le extrañe ver por la calle a amplificadores andantes, gafas gigantes, sushis humanos o a Super Mario y todo su elenco. Seguramente estos singulares personajes se dirigen a uno de los eventos más esperados en Málaga, la Canelacore Party, que celebra su cuarta edición el próximo 7 de agosto en la sala Eventualmusic. Vístase con el disfraz más rocambolesco y bizarro que encuentre y no dude en unirse a la gente más ‘canela’ para disfrutar de un evento en el que los únicos requisitos indispensables son la buena música, los disfraces y mucho confeti.

Pocos son los que aún no conocen este festival tan característico. Esta cuarta edición contará con un cartel de lujo: Los Creyentes, Challerger, Atención Tsunami, Nueva Vulcano y los recién incorporados David Anodyne, en sustitución de Skirmish Society, que pretendían reunirse de nuevo exclusivamente para el evento.

La Canelacore Party gana adeptos con cada edición que celebra. Jóvenes de distintos puntos de España se desplazan hasta Málaga para acudir en exclusiva a esta cita tan singular. El pasado año fueron 500 los ‘canelas’ que no pararon de bailar al ritmo de las canciones de Notes to Myself o Delorean y este año se espera llenar la sala Eventualmusic, con capacidad para 700 personas.

El eslogan de este año, ¡Voy canela, voy chapó!, es representativo de lo que se podrá ver en esta ocasión. Y es que los asistentes al festival se toman sus disfraces muy en serio. El año pasado pasaron por el photocall de la Caseta de la Juventud marineros, Power Rangers, domingueros, el trío Canela (Camela) o un completo equipo de rugby. Pero no sólo el público se toma el hecho de disfrazarse como una religión, los grupos que tocan tampoco dudan en enfundarse gafas imposibles, flotadores o bigotes con tal de hacer de la fiesta una noche inolvidable. Además, y para incentivar el ‘curre’ de los disfraces, en la Canelacore Party se otorgarán premios al mejor disfraz individual y al mejor disfraz colectivo.

Espíritu canela

La Canelacore Party surge allá por el año 2007 en una cena de amigos, aunque algunos de ellos ya llevaban varios años organizando conciertos. Además, también por aquellos años tocaban los Skirmish Society, una banda local cuyos conciertos convertían en auténticas fiestas: se disfrazaban, traían confeti y caramelos y conseguían no dejar a nadie indiferente. De este ‘batiburrillo’ nace el espíritu Canela.

Después del exitoso estreno en agosto de 2007, bajo el nombre de Canelacore Fest, los organizadores decidieron llevar a cabo una edición extra de invierno, el Canela Wintercore, tras el cual, el festival cambió el nombre por el actual Canelacore Party, puesto que lo que se quería era «hacer especial hincapié en el concepto de fiesta», afirma Beto, uno de los organizadores. Las siguientes ediciones se celebraron en la Sala Vivero y en la Caseta de la Juventud de Torremolinos, última sede del evento.

Los responsables de esta gran fiesta son los miembros de CuloActivo (colectivo) Canela. Alvarito, Sergio, Juanma, Nanel y Beto, dedican todo el tiempo que les deja el trabajo y los estudios a preparar el festival. También sus ahorros. «Aunque este año estamos recibiendo ayuda de Jägermeister, somos nosotros los que corremos con todos los gastos», afirma Beto. Estos cinco jóvenes se distribuyen todas las tareas necesarias para sacar adelante el Canela. Para ello, se reúnen periódicamente para organizar, con mucho tiempo de antelación, la siguiente edición.

Por si fuera poco, disfrutar de una divertida noche de sábado al estilo Canela está, además, al alcance de todos los bolsillos. El precio de las entradas es de diez euros si se adquieren de forma anticipada en Griptape o Velvet Club y 15 euros en taquilla.

Lee el artículo en Diario SUR – 2010